Libertad provisional para el detenido por la muerte de su casero en Figueres

16 de des. 2010, 3:20 publicada per Alt Empordà
La autopsia apunta a una muerte por ataque al corazón y no fruto de la pelea
Obligan al detenido a ir al juzgado cada 15 días y le prohiben viajar
El Juzgado de Instrucción número 2 de Figueres ha dejado en libertad provisional a Antonio Díaz, el vecino de Figueres de 47 años que el pasado lunes fue detenido por los Mossos d’Esquadra por su presunta implicación en la muerte del hombre que le tenía realquilada una habitación, tras pelearse.

El juez además obliga a Díaz a presentarse en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes y le prohíbe salir del país. El juez ha decretado esta medida después que el avance de la autopsia practicada el martes a la víctima, de 35 años, detectara que no se trataba de una muerte violenta, sino que todo apuntaba que se había muerto por una patología fulminante como puede ser un ataque al corazón.

Desde el juzgado han informado de que la causa sigue abierta por un delito de homicidio, pero que la imputación del acusado se puede modificar cuando se obtenga el informe definitivo de la autopsia, así como el resultado de otras diligencias practicadas para determinar las circunstancias del fallecimiento.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 17.00 horas del pasado lunes, cuando los vecinos del número 7 de la calle Doctor Ferran de Figueres alertaron a la Policía de que había habido una pelea entre dos vecinos y había uno herido. Al llegar al lugar los agentes encontraron en el suelo del rellano malherido a un hombre, que fue trasladado hasta el Hospital de Figueres y poco después murió.

Antonio D., que resultó que tenía alquilada una habitación al fallecido y a su madre en el segundo piso del inmueble donde transcurrió la pelea, fue detenido por los mossos como presunto autor de un delito de homicidio, a la espera de los resultados de la autopsia, ya que la víctima no presentaba signos externos de violencia.

La víctima, que padecía obesidad, era muy conocida en este barrio de Figueres, donde vivía con su madre desde su infancia. Según los vecinos, la crisis económica les había llevado a tener que realquilar una habitación. Uno de los posibles móviles de la pelea sería que madre e hijo hubieran querido dejar de alquilarle la habitación.
Comments